El himbestigador Cruno Bardeñosa publica su libro "Cien herramientas para la investigación paranormal"

El autor presentó su obra en el Casino Antiguo, durante la celebración del VII Mitin de Empleados de Ferreterías y Artículos para Sanitarios. En el mismo, el autor nos da las claves para llevar a buen término una investigación provechosa: consejos personales, alimentación y vestimenta adecuadas, certificados en blanco para cumplimentar, cuadernos de campo, etc, todo un arsenal de información útil para el osado himbestigador aficionado o profesional.

Extremadamente útil por su contenido es el capítulo dedicado a advertencias y precauciones a tomar a la hora de realizar una himbestigación concienzuda y reglamentaria. Extraemos algunos párrafos:

"- Para la obtención de buenas sicofonías es imprescindible llevar el Diccionario de Sinónimos Onomatopéyicos de Studemayer, que por ejemplo nos hará percibir un claro "¡Dios mío, tengo miedo!" en lugar del ruido habitual "Rfsrgdttttrsggg".

- La cena previa a la himbestigación debe ser ligera y libre de hidratos de carbono, ya que su digestión puede producir indeseables corrientes de aire, normalmente fétidas, que podrían malinterpretarse como espíritus errantes o almas en descomposición.

- Las monedas que llevemos en los bolsillos deben ir atadas con un cordelito, puesto que suelen caerse en la oscuridad, provocando soniditos, y luego es muy difícil recuperarlas.

- Hay que asegurarse de que cualquier artilugio misterioso que encontremos no sea de la época de los griegos y que su utilidad haya sido descifrada con anterioridad, puesto que daría al traste con nuestra exclusiva, amén de hacernos quedar como pasmarotes.

- Ante un edificio derruído habrá que investigar siempre a quién benefició dicho derrumbamiento, independientemente de cuál haya sido la causa real del mismo (desgaste de los materiales, allanamiento para plantar coles, etc)".

0 comentarios:

Publicar un comentario